Compartir

“El trabajo en equipo es la habilidad para trabajar juntos hacia una visión común. La habilidad de dirigir logros individuales hacia objetivos organizacionales. Es el combustible que permite a personas comunes conseguir resultados poco comunes.” – Andrew Carnegie.

A veces, como líder, tendrás que ayudar a alguno de los grandes talentos que forman parte de tu equipo, a trabajar mejor en equipo. Estas son algunas ideas con las que puedes iniciar conversaciones productivas con tus estrellas individualistas.

13 reflexiones sobre el trabajo en equipo

1. Los equipos se integran, se desempeñan y desintegran en base a su cultura, sus relaciones, actitudes y esfuerzo. Los mejores equipos tienen una gran cultura, dirigida por un gran liderazgo. Las relaciones son significativas y los miembros del equipo están conectados. La actitud colectiva es muy positiva y todos en el equipo trabajan duro para lograr su misión.

2. Todo el trabajo es trabajo en equipo; algunas veces eres la estrella, otras ayudas a la estrella. Lo importante es encontrar las maneras más eficientes de avanzar juntos.

3. Si quieres ser realmente grande, tienes que esforzarte tan duro en ser un gran miembro del equipo, como lo haces en ser un gran jugador. Esto es tan cierto para un atleta como para cualquier profesión. Cuando nos esforzamos por ser un gran miembro del equipo, hacemos mejores a los que nos rodean (nuestro equipo).

4. A tu equipo no le importa si eres una super estrella. Les importa si eres un super compañero de equipo.

5. Tres cosas sobre las que tienes control absoluto para ser un gran compañero de equipo son: tu actitud, tu esfuerzo y tus acciones. Sin importar lo que esté sucediendo a tu alrededor o lo que consideres que no es justo, todos los días puedes enfocarte en ser positivo, en trabajar duro y hacer sentir mejor a los que te rodean. Si haces esto grandes cosas pueden suceder.

6. Una persona no puede ser el equipo, pero una persona si puede deshacerlo. Mantente positivo. Asegúrate de no permitir que vampiros energéticos saboteen tu equipo. Deja saber a todos que drenar o atentar de cualquier modo contra la energía del equipo no es bienvenido. Manténganse positivos.

7. En un gran equipo, todos los miembros son mutuamente responsables de mantener los altos estándares y excelencia que su cultura espera y demanda.

8. Un equipo vence al talento, cuando el talento no es del equipo.

9. Los grandes equipos se comprometen más. Se comprometen más con su esfuerzo, con su trabajo y con sus miembros.

10. Nosotros es más grandes que yo. La unidad es la diferencia entre un gran equipo y un equipo promedio. Los equipos unidos están conectados y comprometidos entre ellos. Mantienen el egoísmo a raya, poniendo al equipo primero, pues saben que juntos logramos más.

11. Tú y tu equipo os enfrentáis al mismo dilema todos los días: Podéis conformaros con un trabajo promedio y escoger la mediocridad, o podéis asumir el reto y escoger el camino a la grandeza. ¿Cuál escogéis?

12. La fuerza del equipo reside en la fuerza de cada uno de los miembros. Así mismo, la fuerza de cada miembro reside en la fuerza del equipo. Crea dentro del sistema, mecanismos que incrementen el bienestar para todos.

13. La confianza es la moneda del equipo. Para lograr su máximo potencial, deberán olvidar su vulnerabilidad, creando una gran confianza entre los miembros del equipo. El individualismo de algún miembro del equipo erosiona esta confianza.

Ser un mentor en el desarrollo de habilidades de liderazgo y de trabajo en equipo de estos talentos individualistas, puede transformar positivamente su desempeño y su carrera, así como su aportación a tu organización. Aborda cuanto antes este tema con tus talentos individualistas; se trata de un ganar-ganar. Más allá de la resistencia inicial al cambio, te estarán agradecidos.

Para conocer más sobre gestión de equipos eficientes, descarga gratis el resumen del libro Las cinco disfunciones de un equipo de trabajo.

Compartir