Como CEO te enfrentas a muchos retos cada día. Tienes la responsabilidad de aumentar el crecimiento del negocio, al mismo tiempo que gestionas empleados y clientes. Conozco de primera mano los muchos desafíos a lo que te enfrentas porque he sido CEO: he estado allí en tu misma situación.

El desarrollo de mi inteligencia emocional ha sido clave para poder manejar mejor los diversos desafíos. A través de mi desarrollo personal, he conseguido manejar mejor todo lo que se me presenta.

Estos son los cinco principales desafíos y cómo enfrentarse a ellos:

 

Contratar el talento adecuado

Un desafío común al que se enfrentan los directores ejecutivos es contratar el talento adecuado. Los empleados son la columna vertebral de cualquier empresa. Un director general solo no puede hacer su trabajo, necesita empleados con las habilidades adecuadas, que abarcarán, desde habilidades para resolver problemas hasta creatividad, para impulsar el crecimiento.

Los CEOs buscan, cada vez más, empleados que compartan visiones y valores similares a los de la propia compañía, lo que añade un desafío adicional, cuando se trata de encontrar talento. La clave para contratar talento acorde con los valores de la empresa es asegurarse de que los propios valores estén claramente definidos.

 

Gestionar las relaciones con los clientes y sus expectativas

La era digital, desde luego, ha afectado en muchos aspectos a la gestión empresarial. Un área en la que la tecnología está dejando su marca en particular es en las relaciones y expectativas del cliente.

El negocio está mucho más centrado en el cliente y los directores ejecutivos deben pensar en cómo gestionar las líneas de comunicación con los clientes. Según una encuesta realizada por PwC, el 58% de los CEOs cree que la falta de confianza está afectando negativamente al crecimiento de su negocio.

Gestionar las expectativas de los clientes es otro desafío. Los clientes compran de manera muy diferente a como lo hacían antes. Uno de esos cambios es que ahora antes de comprar un cliente se ha informado mucho sobre el producto o servicio. Los CEOs deben pensar en estos cambios generales en los hábitos de los consumidores y adaptarse a ellos.

 

Mantenerse competitivo y crecer

Los presidentes ejecutivos de hoy se enfrentan a una dura competencia y, en particular, a la sobresaturación del mercado. Con muchos productos similares en el mercado, los CEOs y los líderes empresariales tienen que pensar más en la diferenciación y cómo asegurar la lealtad a la marca, anticipando tendencias y adelantándose al mercado. La clave es pensar “out of the box” y aun así darles a los clientes lo que necesitan.

Sé consciente de la competencia, pero no permitas que destruya tu visión. Mejora tus productos y servicios mediante el diálogo directo con los clientes. Este proceso clave: innovación, funcionalidad y retroalimentación de los clientes es necesario para gestionar la competencia y generar crecimiento.

 

Combatir las amenazas de ciberseguridad

La tecnología no solo está cambiando las relaciones y expectativas de los clientes, sino que también crea nuevos riesgos que los CEOs deben abordar. Uno de ellos es la ciberseguridad: incluso las pequeñas y medianas empresas deben pensar seriamente en ello. Las pequeñas empresas son particularmente vulnerables.

Las empresas deben priorizar un plan de gestión de riesgos de ciberseguridad y garantizar que el software se mantenga actualizado.

 

Mantener equilibrio trabajo-vida personal

Con la presión de tener muchos frentes abiertos a la vez, para un CEO mantener el equilibrio entre vida personal y trabajo puede ser una lucha continua. Es necesario establecer prioridades y administrar el tiempo de manera eficiente con límites claros.

 

De la misma manera que el panorama digital en constante cambio ha creado nuevos desafíos, también nos ha dado acceso a cantidades cada vez mayores de información y herramientas para manejar esos mismos retos.

 

Como CEO no tienes que enfrentarte solo a estos desafíos. Un coach puede ayudarte a superar esos retos y a adquirir las herramientas necesarias para los desafíos diarios. Tener la visión externa de un coach es el apoyo que todo CEO necesita para crecer. Agenda una consulta gratuita conmigo y te cuento cómo.

 

Compartir
×