En los últimos años se escucha cada vez más la palabra micromanagement, aunque no es algo nuevo en el mundo de las organizaciones, lleva existiendo toda la vida, pero ahora tiene un nombre.

Quizás todavía no hayas oído el termino, pero sigue leyendo porque es posible que conozcas a algún micromanager o que tú mismo, como líder, hayas caído alguna vez en el micromanagement.

¿Qué es el “Micromanagement”?

El micromanagement es ese estilo de liderar que se centra en los detalles pequeños, a veces totalmente insignificantes. El micromanager ejerce control y supervisión sobre su equipo. En lugar de centrarse en una visión estratégica, global y amplia, el “micromanager” baja a los detalles específicos de las tareas.

Haciendo esto, el líder deja de ser el guía del equipo, porque en lugar de liderarlo, se está encargando de supervisar minuciosamente. Pierde el foco del futuro y de lo global.

Este tipo de líder es el que pide estar en copia en los todos los emails, el que tiene que aprobar las tareas realizadas para que se pueda continuar con el trabajo, el que sabe en todo momento donde esta cada uno de los miembros de su equipo, el que pide informes muy detallados de cada uno de los proyectos, el que siempre tiene una idea mejor que la tuya, el que cree que lo que has hecho no está mal pero deberías añadir sus sugerencias…

Los grandes peligros del Micromanagement

El micromanagement es perjudicial dentro de la organización. Los equipos con un micromanager no trabajan al más alto rendimiento y la insatisfacción y rotación es mayor. Nunca serán equipos de alto nivel. Estos son algunos de los grandes peligros del micromanagement:

Desmotivación del equipo

Este tipo de líderes se centran tanto en los pequeños detalles, que nunca nada está a su gusto. Siempre hay algo que cambiar o modificar. Esto genera desmotivación en los empleados.

Penalización de la creatividad

Los miembros de su equipo suelen evitar proponer ideas porque “Para qué si no le va a gustar” Al inicio generará frustración, sobre todo entre los más proactivos del equipo, a la larga el equipo se adaptará a trabajar de esa forma y será hasta difícil que se les ocurran ideas nuevas.

No empodera al equipo

Las personas del equipo no son autónomas, no se sentirán capaces de realizar tareas sin tener las instrucciones y consentimiento de su manager.

Perdida de tiempo, y dinero

Se tarda más en hacer todo, porque necesita ser supervisado por el manager. En muchas ocasiones el trabajo tendrá que volver a repetirse. Y ya sabemos que el tiempo en la empresa es dinero.

Falta de visión estratégica

Dedicando tanto tiempo a los pequeños detalles y centrándose en ellos, se pierde la visión en conjunto y global. Un líder que cae en el micromanagement tiene una visión reducida, que le impide ir más allá de su entorno y del presente.

¿Eres un Micromanager?

¿Te sientes identificado con estas características? ¿Reconoces que utilizas el micromanagement con tu equipo? El primer paso para cambiarlo es reconocerlo. Estás en el buen camino.

Ahora que ya lo has admitido puedes cambiar para convertirte en el líder que quieres ser. Existen hábitos que nos impiden alcanzar el éxito, el micromanagement es uno de ellos.

Cómo evitar el micromanagement

Hay varios paradigmas mentales que debes cambiar.
– Asume que no todo puede ser perfecto. Hay un dicho que dice “lo perfecto es enemigo de lo bueno”.
– Liderar no consiste en controlar y supervisar si no en guiar y empoderar al equipo.
– Tu misión no es centrarte en el detalle de las tareas si no liderar el equipo.
– Existen múltiples formas de conseguir resultados, no hay una forma única y correcta.

¿Qué cambiar?
– En lugar de revisar las tareas después de finalizadas ofrece instrucciones claras sobre cómo deberían ser realizadas.
– Deja espacio para la imperfección. Comienza pasando por alto detalles que no interfieren en el resultado final. Por ejemplo, no mencionar que el título del informe no está en el tamaño y color que te gusta
– Ofrece y céntrate en el feedback positivo. Reconoce el trabajo y esfuerzo realizado por tu equipo.
Aprende a delegar, pero no esperes que hagan las cosas como tú las harías. En este ebook gratis encontrarás cómo delegar y empoderar a tu equipo

Si en tu organización existe el micromanagement o eres uno de ellos, puedes pedir acompañamiento para cambiarlo y convertir a tus equipos en equipos de alto nivel. El coaching es ideal para que el cambio se produzca y alcanzar los resultados deseados. Descarga gratis el ebook Coaching Ejecutivo para LÍDERES.

Compartir
×