Compartir

La Organización Mundial de la Salud, pone como requisito que cuenten con buena salud los colaboradores de una empresa. Existen datos alarmantes sobre la salud en todos los ámbitos en el continente Americano. Sin embargo este año 2019 se ha puesto el acento específicamente en la salud mental de los trabajadores. Ya existen leyes que obligan a las empresas a generar programas para mejorar la salud de sus trabajadores, pero aún no se ponía el foco en esto específicamente, puesto que es algo poco visible, es algo que aún no se entiende cabalmente. 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, al menos en América 1 de cada 4 personas sufre algún tipo de trastorno mental, y de ellos el 74% no recibe la atención adecuada. Si consideramos estas cifras, será lógico notar que al menos una cuarta parte de la plantilla podría estar sufriendo alguno de estos trastornos, sin mencionar los problemas nutricionales, de adicciones o enfermedades gastrointestinales provocadas por el estrés y muchas otras situaciones que se tienen que enfrentar en el amplio tema de la salud y el bienestar laboral.

Y si esto no llegara a ser suficiente, es importante conocer que, según el Fondo Monetario Internacional, el impacto económico debido a las enfermedades mentales en 2010 fue de dos mil quinientos billones de dólares. Es decir, el hecho de no atender la salud de tus colaboradores seguro te está haciendo perder dinero por muchas razones y dos de las más importantes son:

La ausencia laborar

Ninguna de estas dos situaciones puede retirarse de la ecuación de los gastos que conllevan la administración de una empresa. Ambas forman parte de lo que implica trabajar con seres humanos, sin embargo es claro que si no hacemos algo al respecto, estos dos ámbitos pueden ser un verdadero hoyo negro de pérdida de dinero. Es por esto que el implementar programas que beneficien a la salud de tus colaboradores, no sólo va a ayudarlos a tener mejor salud, a ser más felices, a estar más involucrados y agradecidos por lo que tú haces como líder, sino que lograrás reducir considerablemente estos gastos innecesarios en tu organización, invertir ese dinero en lo que realmente puede ser funcional, obteniendo mejor rendimiento y sobre todo mantener al talento que vale la pena trabajando para ti. 

De nada sirve que contrates al mejor talento si en un par de meses o en pocos años se irán, debido a los malos tratos o malas condiciones laborales que se puedan generar dentro de la empresa.

Actúa, busca opciones y revisa que puedes hacer para hacer de esto una realidad. Entérate de todas las acciones que puedes  incluir en tu organización y comienza a mantener una empresa estable en colaboradores. Ten al mejor talento y retenlo contigo.


Más artículos interesantes:

Compartir